HISTORIAS QUE INSPIRAN

Mujeres en tecnología: decodificando los avances, sus desafíos y su potencial


No son una moda pero están marcando hitos. Su motivación por la tecnología es tan intrínseca para ellas como para sus pares, pues las barreras del género se difuminan tras la pantalla de una computadora o en las líneas de código. Sin embargo, las mujeres en la tecnología siguen siendo solo un pequeño porcentaje del total.

Según datos de Endeavor Intelligence, sólo el 25% del total de emprendimientos en tecnología existentes en Latinoamérica son dirigidos por mujeres, y estas firmas son en promedio tres veces más pequeñas que las dirigidas por hombres. Específicamente para México, de un universo de 653 emprendedores tech, sólo 99 (15.16%) son mujeres. Los porcentajes en Bogotá y Buenos Aires no son mejores, con 7% y 6%, respectivamente.

Además, hay pocas mujeres egresadas de las carreras STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas por sus siglas en inglés) lo que favorece el bajo porcentaje. Movimiento STEM reportó en un reciente estudio que en las 197 universidades que forman parte de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), 38% de las mujeres estudian carreras STEM. El resto, cursa carreras como humanidades, educación, artes, sociales y económico administrativas.

Sin correr, pero paso a paso

Lo que el conjunto de estos datos revela es que es evidente la existencia de una brecha de género en este ecosistema de emprendimiento. El estudio de Movimiento STEM es enfático: América Latina requeriría 59 años para cerrar la brecha de género.

Pero las mujeres también han ido marcando pauta, tanto en industrias 100% tecnológicas, como la del comercio electrónico y la de inteligencia artificial, y en otras que incorporan la tecnología para innovar, como la de salud (healthtech), la educativa (edtech) o la de talento humano (HR tech). Algunas de ellas, que orgullosamente son parte de nuestra comunidad como Emprendedoras Endeavor, son:


Courtney McColgan, con Runa. Esta empresa ofrece una solución de nómina basada en la nube, y es la primera empresa en Latinoamérica en recibir inversión del fondo Salesforce Ventures.
Juana Ramírez, quien con su empresa Sohin, está transformando el modelo de atención de pacientes con enfermedades crónico-degenerativas como el cáncer.
Mariana Castillo y Majo Madero, quienes co fundaron junto a Eduardo Paulsen, el e-commerce Ben & Frank para facilitar la venta de anteojos graduados y lentes de sol.
Mimy Valencia, quien a lado de su esposo fundó Knotion, y está desafiando los modelos pedagógicos tradicionales incorporando tecnología y design thinking.
Anabel Pérez, de la fintech Novopayment, que mejora la entrega y el rendimiento de los servicios financieros y transaccionales.
Mayte Velázquez y Daria Nikitina, quienes junto a su socio Juan José Mora, crearon Atlantia Search, el primer marketplace full service de investigación de mercados.
Lauréne Maire, de Yema, una marca de productos orgánicos y saludables que se comercializan a través de un modelo omnicanal. Además, es cofundadora de Luuna, fabricante e e-commerce de productos para el descanso.
Loreanne García, de Kavak, plataforma online para la compraventa de autos de segunda mano, que cofundó con su hermano y otro socio. Recientemente, esta empresa ingresó al mercado argentino.
Laura Mendoza, de Unima. Esta empresa, creada junto a tres socios, desarrolla pruebas de diagnóstico rápido sin necesidad de un laboratorio, y cuenta con el apoyo del BID.


Las mujeres también se están abriendo paso en el campo laboral tecnológico. Las empresas participantes de este sector han incrementado la presencia femenina entre 2015 y 2018, tanto en el área operativa como en las gerencias y direcciones, con seis y tres puntos porcentuales, respectivamente. Así lo reveló el libro Transformando paradigmas, abriendo caminos al talento, editado por el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD) del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE).

NovoPayment es un caso a destacar en este sentido: 45% de su fuerza laboral es femenino, y la fundadora tiene planes de incrementar la proporción conforme crezca su negocio.

Otro dato interesante es que en Ciudad de México, los equipos que cuentan con al menos una mujer fundadora han logrado escalar sus empresas a más de 50 empleados, en la misma proporción que las empresas lideradas solo por hombres, lo cual muestra el impacto que pueden llegar a tener las mujeres al interior de las organizaciones.

Deudas pendientes

Uno de los fenómenos del ecosistema es la falta de acceso a capital para crecer las empresas con liderazgo femenino: en promedio, las mujeres reciben un monto de financiamiento 23% menor al recibido por los hombres.

¿Qué hace falta para que más emprendedoras logren acceso a financiamiento? A decir de Enrico Robles Del Rio, Intelligence Director de Endeavor, un tema clave es el incrementar el rol y representación de las mujeres en los comités de inversión en los fondos. Mariana Castillo, de Ben & Frank, coincide con esta visión. “Aumentar la participación de mujeres en los fondos ayudaría a cerrar la brecha de género”, dijo a Expansión.

En cuanto al aumento en la proporción de mujeres, Endeavor Insights encontró que formar parte de comunidades que les proporcionen networking de valor, como lo hace Endeavor, eleva su participación en el ecosistema. Para Gimena Sánchez, Entrepreneurship Director de Endeavor, esta es la clave para que haya una mayor representación femenina.


“¡Necesitamos role models! Latinas en el sector tech que inspiren a las siguientes generaciones en todos los niveles… estudiando, emprendiendo, invirtiendo, con puestos importantes dentro de las organizaciones y por supuesto en los Consejos de Administración”, dice.

“Eso detona un Efecto Multiplicador y podría ayudar a arreglar algunos problemas actuales, como igualdad de sueldos y sesgos sociales. Podríamos no esperar tanto, y contratar a mujeres aunque no tengan background tech y tecnificarlas durante su paso por las organizaciones. Esto sin duda impulsará un efecto cascada en un menor plazo”, sentencia.

Women in tech: abriendo la conversación

Prejuicios, falta de modelos a seguir, menores sueldos por el mismo puesto, falta de políticas alrededor de la maternidad… Aunque no hay una única solución para los diferentes retos que enfrentan las emprendedoras no sólo en tecnología, sino en otros sectores, contar con más conexiones y mayores grupos de apoyo puede incrementar los recursos y experiencia de las fundadoras para superar sus obstáculos.

La información precisa y relevante detona la conversación entre ellas y las diferentes organizaciones de apoyo (incubadoras, aceleradoras, universidades y fondos de capital). Por eso, el pasado 25 de agosto de 2020, Endeavor llevó a cabo una mesa de discusión virtual, con 18 miembros del Women in High Impact Entrepreneurship de Argentina, México y Colombia.

Esta fue la antesala del estudio Women in Tech, que próximamente compartiremos contigo. “Lo que buscamos es tener un impacto positivo en el ecosistema, generar conciencia sobre estos fenómenos y cómo afrontarlos, captando la perspectiva tanto de hombres como de mujeres”, explica Enrico. Esto a fin de entender los problemas de raíz, fomentar la participación de equipos mixtos en los tomadores de decisión y reformular los esfuerzos actuales y futuros para mejorar la representación y la experiencia de las mujeres en la tecnología.

¡Síguenos la pista! ¡Participa en nuestra encuesta aquí y súmate a la conversación!


IMPACTO

ÚLTIMAS NOTICIAS, EVENTOS Y CONVOCATORIAS DEL ECOSISTEMA DE EMPRENDIMIENTO

Elevamos el nivel de las conversaciones alrededor del emprendimiento, desafiando lo conocido y alumbrando nuevos panoramas para su desarrollo. Entérate de las nuevas publicaciones, convocatorias y noticias más importantes del ecosistema emprendedor de México y América Latina.