Finmex flujo de efectivo 2016

Termina el año, no el flujo de efectivo

Termina el año, no el flujo de efectivo

Redacción Endeavor, Noviembre, 2016.

Comenzar a ganar dinero y contratar a más personas parecieran ser dos indicadores del crecimiento exitoso de una empresa, pero aún cuando están presentes, la operación general de la compañía puede estar en problemas si lo que hace falta es flujo de efectivo o de caja. Esto es algo que ocurre con mucha frecuencia en compañías jóvenes o startups incipientes.

El énfasis en el crecimiento puede dar pie a que se sacrifique dinero con el que se cuenta para resolver problemas y sacar proyectos adelante. Sin embargo, hacerlo sin planeación adecuada puede tener serias repercusiones a futuro.

Capacidad operativa ante todo

Hay mucho más que una estrategia exitosa de ventas para crear una empresa sostenible. Hacer una proyección adecuada del flujo de efectivo, tener capital de trabajo para adquirir insumos nuevos o hacer nuevas contrataciones, o incluso contar con un respaldo financiero básico para mantener la capacidad operativa en momentos complicados es clave para poder lograrlo. Son varios los casos de estudio que recomiendan realizar alguna de estas opciones para evitar quedarse sin flujo de efectivo en las etapas críticas de crecimiento de una empresa.

Contar con una línea de crédito revolvente puede ser una excelente opción para respaldar a la compañía en caso de que sí ocurra una escasez o disminución de flujos de efectivo. SOFOMES, como Finmex, cuentan con un producto justo para estos problemas que exigen liquidez inmediata. Tener disposición de efectivo permite operar holgadamente ya que lo único que debe pagarse son intereses mientras se aprovechan oportunidades de negocio. Sin embargo, antes de solicitar éste o cualquier otro crédito, conocer los estados financieros de una empresa es clave para lograr varios objetivos, incluyendo dos principales:

1. Identificar las necesidades reales de efectivo que tiene la empresa

2. Saber si el flujo de efectivo actual y proyectado, aún considerando sus limitaciones, permite el pago futuro de un crédito.